¿Es caro comprar de forma sostenible?

A principios de Octubre, mientras hacía la compra miraba el carrito y me entraba una satisfacción enorme al ver los alimentos en tarritos de cristal y en bolsas de tela o papel. También había envases de plástico -no soy perfecta-, pero al menos intenté llevarme el menor plástico posible. De vuelta a casa se me ocurrió empezar a escribir este post contando mi experiencia personal, los truquillos que me han funcionado y las reflexiones que he tenido después de analizar mi compra. ¿Empezamos?


La lista de la compra ayuda a visualizar lo que necesitas

1. Preparativos y cantidades.

Una de las primeras cosas en las que caí fue en que cuando planifico lo que voy a comprar, acabo con menos envases en mi cesta de la compra. Por ello, creo que es muy importante organizar todas (o al menos tener una ligera idea de) las comidas que vas a hacer, o los ingredientes que vas a necesitar durante la semana/semanas o mes. También es importante tener en cuenta el número de personas que van a consumir esos alimentos, para poder calcular las cantidades.


Una vez que tengamos la lista de la compra es hora de preparar el carrito o bolsa que vamos a utilizar. Para acabar con la menor cantidad de envases de plástico posibles tenemos que pensar en cómo poder reemplazar esos contenedores de una forma sostenible. Supongo que muchos ya usaréis las bolsitas de tela para la fruta, pero también tenemos los tarros de cristal, tuppers (de plástico o de otro material, como cristal o metal), bolsas plásticas que ya tengas por casa y que puedes reutilizar y también bolsas de papel. Supongo que al leer esto pensarás ¿Qué necesidad tengo de ir cargada al supermecado/frutería/tienda a granel? Piensa que, por cada contenedor que puedas llevar desde casa para meter alimentos, estarás desechando la idea de coger uno de plástico.


Además, tal y como comentaba en el post ¿Dónde comprar a granel en Madrid?, la compra de productos a granel, a parte de evitar el consumo de plásticos y empaquetados (en ocasiones innecesarios), tiene otra serie de ventajas, como la posibilidad de comprar la cantidad de alimentos necesaria, lo que nos supone un ahorro en el precio y nos anima a probar otros nuevos, enriqueciendo nuestra dieta.


De todas formas, si debido al horario de tu trabajo, o si vives lejos de los comercios a granel, en los siguientes puntos te cuento algunas alternativas que hacen amigas mías, y que me parecen algo muy interesante que mucha gente debería conocer.


2. Adelantarse a los acontecimientos.

A todos nos ha pasado alguna vez que hemos llegado a casa con una bolsa de plástico/compra de última hora, con algo que hemos adquirido cuando pasamos por delante de un comercio durante el trayecto de vuelta. Para evitar ese consumo y generar cualquier otro tipo de residuo tenemos que plantearnos qué cosas podríamos llevar encima, para evitar que sucediese. Algunas opciones que me han salvado varias veces son:

Utiliza tus propios envases para guardar comida

- Llevar en el bolso o mochila una bolsa de tela, por si hay que pasar por la frutería/cualquier otro comercio antes de subir a casa.


- Disponer de una pequeña sandwichera, para meter algún bollito que se te pueda antojar por el camino (que personalmente me suele suceder muchas veces). También se puede llevar dentro una servilleta de tela pequeñita, para poder utilizarla y evitar coger de papel.


- Si eres una persona que bebe café para llevar puedes evitar el uso de una taza desechable, llevando tu propio termo o taza reutilizable de cristal o bambú. Actualmente existen en el mercado muchas ¡Y muy bonitas! .


- Si eres de los que no pueden evitar caer en la tentación de comprar chuches o frutos secos tienes la opción de llevar encima un tupper chiquitito, y así no tener que comprar envasados (yo lo hago en las tiendas de golosinas/ultramarinos, para evitar los envases de plástico).


Aunque parezca un rollo cargar con todas estas cosas encima, algunas apenas ocupan espacio, y te pueden sacar más de una vez del apuro de tener que coger una bolsa desechable. En todos los comercios en los que he pedido que por favor me pusieran las cosas en el recipiente o bolsa que yo llevaba no les ha supuesto ningún problema, y si alguna vez se me ha olvidado y he tenido que decir que si a una bolsa plástica, me ha dado tanta rabia que lo primero que he hecho al llegar a casa ha sido meter la de tela en el bolso.


3. Inspira a la gente de tu alrededor. Otra cosa que me produce muchísima felicidad es cuando en la frutería una persona me pregunta acerca de las bolsas de tela que estoy utilizando. A menudo comienza una charla entre todas las personas de la cola, sobre cómo la juventud está más concienciada y tiene que cargar con toda la problemática medioambiental. Otras veces también me suelen preguntar dónde he comprado las bolsas de tela, y lo fácil sería decirles que las comprasen por internet, en portales como Amazon, o cualquier otro distribuidor, pero creo que también es importante apoyar a las pequeñas tiendas y locales que venden ese tipo de productos (hablaré de esto en el siguiente punto). La mayoría de estas tiendas tienen venta online, el precio se diferencia en unos céntimos y no cuesta nada apoyar al pequeño comercio que tanto lo necesita.



Otra de las cosas que más me agobia es ver que mi familia, sobretodo mis abuelos, lo tengan tan normalizado, y me parece sorprendente cómo el plástico se ha colado tanto en nuestra forma de vida, y ellos, que eran la generación de reutilizar bolsas de tela y botellas de Casera de cristal, ahora vean como algo muy complicado el volver a como lo hacían cuando eran jóvenes. Tampoco les culpo, porque este sistema vuelve loco a cualquiera, pero ¿No es precioso que nos enseñemos cosas bonitas entre generaciones?


4. Nuevas formas de consumo.

En este punto me gustaría hablar sobre las distintas formas de comprar y consumir que tenemos a nuestra disposición. Vivimos tan inmersos en nuestro día a día, y actuamos de una forma tan mecánica, que al final acabamos yendo a la forma de compra más cómoda para nosotros, que suele ser un supermercado en el que puedes tener todos los productos a tu alcance, y la mayoría de las veces no ofrece la posibilidad de comprar de una forma sostenible. He estado calculando el tiempo que me ha llevado hacer la compra durante este mes, y la media ha sido entre unos 45 minutos/hora y cuarto a la semana. Haciendo una encuesta a gente de mi alrededor, sobre cuánto tiempo dedican a hacer la compra, mucha gente me ha contestado que entre una hora y media/dos horas, por tanto, si sacamos ese tiempo para meternos dentro de un supermercado varias veces a la semana o al mes, creo que el tiempo no debería ser una excusa para no revisar la forma en la que tenemos de hacer la compra. De todas formas, si por trabajo o distancia no tienes mucho tiempo para dedicarle a la compra semanal/mensual, en un momento te cuento alternativas que puedes sopesar.

Muchos huertos ofrecen productos de temporada

Otra de las cosas que me vienen a la cabeza cuando pienso en los supermercados es que todo es muy frío, cogemos las cosas por inercia y muchas veces no sabemos ni lo que compramos. Cuando vamos a hacer la compra a la frutería o a otro comercio local socializamos con los empleados de esos locales, conocemos a nuestros vecinos y fomentamos la economía local de nuestro barrio. Personalmente a mi me parece algo maravilloso, y he aprendido a apreciar el hecho de ir a la compra, y verlo como algo agradable, y no como algo farragoso (a veces no me apetece hacerlo, por supuesto, pero ya no lo veo algo tan tedioso como antes).


En futuros posts me gustaría hablar acerca de las cooperativas y grupos de consumo. Los grupos de consumo los forman personas que se unen por diversas razones (salud, economía, consumo responsable, cuidado del medio ambiente, etc.), y hacen la compra y consumen de forma más responsable. Asimismo, el precio de los productos es mucho más económico que los que puedes encontrar en las franquicias, que además de venir desde otras ciudades suelen estar envasados. La gente que está dentro de estos grupos de consumo se organiza para hacer pedidos semanales, mensuales o trimestrales a una coordinadora que mantiene contacto con diferentes productores, y dependiendo de cada grupo, a principios de mes/semana pueden ir a recogerlo a un lugar determinado, o recibir en casa su caja de fruta y verdura, que suele ser siempre de temporada. Las cajas que puedes encontrar en estos grupos varían en precios, según el tamaño y cantidad de alimentos que pidamos. Me parece que esta es una buena opción para gente que no tiene tiempo de hacer la compra muy a menudo, y es una mejor alternativa a comprar los alimentos envasados.

fotografía de Thom Milkovic

Si tienes la suerte de vivir cerca de alguna zona en la que existe un huerto, acércate a hablar con los agricultores para informarte de estas opciones. Otra alternativa que tenemos en cuanto a consumo, que además ayuda a que los alimentos no se desperdicien es utilizar aplicaciones que nos indican establecimientos para salvar comida que está a punto de caducar, o que por su aspecto nadie la quiere, y darles un lugar en tu nevera. Esto es algo que comencé a hacer antes de la cuarentena, y que me gustaría volver a hacer, ya que a veces encuentras verdaderas gangas y productos que no están nada mal.


5. El presupuesto.

Bolsa de la compra. Tote bag de Ekomodo

Durante este mes he estado guardando todos los tickets de compra, para saber cuánto he gastado en productos a granel y envasados. He de añadir que sigo una dieta vegetariana, en la que incluyo lácteos (de origen vegetal y animal), por lo que al no consumir carnes el precio también se reduce, pero incrementa cuando compro algunos productos veggie, como las salchichas y hamburguesas que, en ocasiones, no son baratas. En la lista podréis observar los precios de los alimentos que he comprado a granel, comparando con los mismos productos, pero con el precio del supermercado (negrita), y estos son los resultados.




*En este post los precios y cantidades que voy a mostrar van a ser para 1 ó 2 personas, ya que muchas veces Javi, mi pareja, se queda conmigo.*


A granel

  • Almendra (185g). 1,20€ / Almendras repeladas 2,59€

  • Especias para pasta (100gr). 2 € / Sazonador para pasta (40gr) 2,85€

  • 8 gyozas de setas 2,40€ / 6 Gyozas de verduras al vapor 2,55€

  • 7 hamburguesas beyond meat. 22,80€ / 7 hamburguesas de proteínas vegetales 15,96€

  • Avena (485g). 2,71€ / Copos de avena integral ecológica 1,97€

  • Arroz negro (100gr). 0,55€ / No he encontrado en supermercado

  • 2 bollitos de Pan blanco (235gr). 0,59€ / 2 Pulgitas o panecillos 0,60€

  • Espirales pasta (100gr). 0,11€ / Pasta Fusillis (500gr). 1,23€

  • Tiburon pasta (900gr). 0,79€ / Pasta tiburón paquete de 900gr 1,89€

  • Berenjena a granel (300gr). 0,44€ / Berenjena HORTALIZA barqueta (400gr) 1,05€

  • Zanahoria granel (500gr). 0,26€ / Zanahorias tiernas bandeja de (500gr). 1,29€

  • Pimiento a granel (810gr). 1,87€ / Pimiento Italiano bandeja de (800gr). 2,70€

  • Acelgas. 1,59€ / Acelgas 1,39€

  • Naranja granel (1kg). 1,37€ / Naranjas malla (1kg). 0,80€

  • Limón a granel (260gr). 0'40€ / Limón maya (300gr). 0,49€

  • 13 yogures (cristal). 6,94€ / Pack 12 Yogures cremoso 4,65€

  • Altramuces. 1€ / Altramuces 1,69€

  • Huevos gallinas felices (12 uds). 3,29€ / Huevos frescos de categoria A (12 uds). 1,45€

  • té roibos a granel (10gr). 1,50€ / Infusión de rooibos (80gr) 2,65€

  • 7 Plátanos. 0,90€ / 6 Plátanos 1,15€

  • Cebollas (400gr). 0,20€ / Cebollita francesa malla (400gr). 1,59€

  • 5 Filetes de soja (85gr) 1,19€ / No he encontrado en supermercado

  • Especias para pizza (65gr). 0.98€ / Sazonador Italia ideal para pizzas (43gr) 2,37€

  • Cous Cous (200gr). 0,80€ / Cous Cous (1kg) 1,75€

  • Calabacín (500gr). 0,78€ / Calabacín ecológico, bandeja de (600g) 1,95€

  • Champiñones (300gr). 0,76€ / Champiñón bandeja (300gr). 0,95€

  • Calabaza (700gr). 0,80€ / Calabaza bandeja de (500gr). 2,19€

  • Albahaca (100gr). 1,50€ / Albahaca Ecológica envasada (20gr). 1,39€

  • Perejil (90gr). 0,24€ / Perejil manojo 0,60€

  • Desayuno (2 barras de pan+ bollitos) 5,79€ / 2 Barras de pan 3,50€ + Bollitos 3,59€

Total 65,75€ / Total supermercado 65,33€

Envasado

  • Frambuesas 1,99€

  • 9l leche (avena + vaca en envase reciclable) 7,79€

  • Tortitas de trigo 0'94€

  • Sirope de agave 2,77€

  • 7 puntas de queso brie (es mi debilidad ) 7,63€

  • Chocolate blanco 1,87€

  • Chocolate negro 1,92€

  • Tofu fresco 1,98€

  • 4 pizzas cuatro quesos 5,18€

  • Salsa Teriyaki (envase de vidrio)1,96€

  • Sidritas (envase de vidrio) 1,78€

  • Alubia morada (envase de vidrio) 0,68€

  • 2 mozzarelas 1,14€

  • 4 Pan hamburguesa 1,25€

  • Salchichas veg 2,59€

Total 41,47€


6. Reflexiones. El total mensual ha sido de 107,22€, para aprox 2 personas, lo que daría un total de 53,61€ por persona/mes. Dejando a un lado la parte de envasados, me ha sorprendido bastante comprobar que la diferencia entre comprar en tiendas a granel y en supermercados fuera tan pequeña (he escogido los productos más baratos y que vinieran unas cantidades similares a las que he comprado a granel) . Algunos alimentos, como el arroz negro o los filetes de soja no los he podido encontrar envasados sin que fueran precocinados junto con otros alimentos, así que no están incluidos en el precio total de supermercado. Aun así, la diferencia sigue siendo muy pequeña, y me hace plantearme varias cosas:


¿Es realmente caro comprar a granel, o es que nos cuesta romper la comodidad de tener todo a mano en un único lugar y nos ponemos excusas? En este pequeño experimento que he realizado durante el mes he podido ver que no existe tanta diferencia de precio entre la compra que he hecho a granel vs los mismos producto empaquetados en una gran superficie, por lo que la excusa de que comprar a granel es más caro, a lo mejor no es del todo válida. Sé que los precios pueden variar debido a los productos y a las cantidades, pero te animo a hacer este experimento durante un mes, si te es posible, y comprobar los resultados en base a tu dieta y estilo de vida.


¿Este tipo de compra es más complicada de hacer para personas que no tienen tiempo, o no tienen la posibilidad de ir a hacer la compra a varios comercios? Es posible, pero creo que también este ejercicio nos haría replantearnos nuestra forma de consumir, y puede ser muy interesante. Si no tienes una tienda cercana puedes ver si alguna de las opciones de las que hablo en el punto 5, como la compra online en tiendas a granel, los grupos de consumo o huertos, está a tu alcance tanto en distancia como económicamente.


¿Sabemos realmente lo que estamos comprando/comiendo? No tengo muchos conocimientos en cuanto a real food se refiere, pero es sabido por muchos que los productos envasados y precocinados llevan un montón de aditivos, conservantes, pesticidas, etc. y muchos son importados desde otros países. Esto afecta también al precio, así como en las emisiones de CO2 generadas. En muchas tiendas a granel y fruterías suelen indicarte la procedencia del producto, trabajan con productores locales, ecológicos y suelen ofrecer productos de temporada.

Este ejercicio me parece interesante para reflexionar sobre muchos aspectos

Me ha parecido también muy interesante hacer este ejercicio para analizar mi dieta. Por ejemplo, he visto que me falta introducir más frutas y variedad de verduras. También tendría que reducir el consumo de lácteos y sustituirlos por los de origen vegetal (se me rompió el cacharro de hacer bebida vegetal y tengo que hacerme con otro pronto). También debería incluir más fruto seco, legumbre y reducir el consumo de productos veggies, que incrementan mucho el valor de la compra (y algunos de ellos puedo aprender a hacerlos yo misma).


¿Quieres saber dónde encontrar una tienda a granel cerca de ti? He creado este mapa de Google maps con tiendas a granel en España. ¿Conoces alguna tienda que no sale en el mapa? Avísame y la incluiré lo antes posible :)


___________


Espero que este pequeño experimento / momento reflexivo os haya parecido interesante. Os animo a que lo probéis y reflexionéis sobre vuestra forma de consumo. Personalmente siento que he aprendido mucho, pero que tengo que seguir haciéndolo aún más. ¿Habéis sacado alguna conclusión extra, aparte de las que ya he mencionado? ¡Me encantaría conocerlas! Podemos seguir charlando por alguna de mis dos cuentas de Instagram @cosasporllegar y @loecoporllegar. ¡Os espero!



Muchas gracias por concederme este ratito.

¡Nos vemos!

Patrice :)




INSTAGRAM
SOCIAL NETWORKS
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
MORE
Preguntas Frecuentes
Politica de Privacidad

Copyright © 2017 · Patrice Capa · All Rights Reserved