Un año reduciendo residuos

Hace aproximadamente un año que comencé a cambiar mis hábitos para una vida más

#zerowaste.

Sé que aún me queda muchísimo por aprender y seguir mejorando, pero me gustaría hablaros un poquito sobre mi experiencia tras estos 365 días y todas las cosas que he aprendido. Por si alguien no sabe qué es el “zero waste” (cero residuos), es una “filosofía de vida” que tiene como objetivo reducir los residuos que se generan en nuestro día a día y reducir la huella que dejamos en el planeta.

¿Por qué decidí empezar una vida cero residuos? Todo comenzó cuando conocí a mi querida amiga Marta y su blog Missverts (luego os dejaré páginas y blogs donde compro y aprendo muchas cosas nuevas) y la verdad es que me quedé muy sorprendida cuando me comentó que hacía sus propios cosméticos, así que no dude en empezar a investigar sobre el tema.

Lo que encontré me horrorizo/fascinó a partes iguales.


Me horrorizó la cantidad de basura que generamos (aproximadamente 1.5 kg por persona al día) y la contaminación que eso produce en el medio ambiente. Al mismo tiempo, me quedé fascinada por la cantidad de cosas que se podían hacer para evitarlo y no dudé en dar el paso. Sé que puede parecer que algunos de estos cambios son insignificantes, pero si cada uno pone su granito de arena con estas pequeñas acciones, podemos llegar a hacer algo muy GRANDE.

Hace poco leí una entrada en un blog con la que me sentí muy identificada, el cual describe a la perfección las fases por las que se pasan cuando decides hacer estos pequeños cambios (os lo dejo también abajo).

Durante este camino he escuchado frases de todo tipo, desde el popular <<Puede que tu hagas todo esto, pero la gente no lo va a hacer y va a seguir produciéndose basura>> y la ganadora <<Es una tontería>>. La verdad es que al principio me daba mucha pena escuchar cosas así, pero la satisfacción que me producía saber que estaba haciendo algo bueno y que además me llenaba, empezó a importarme más que todos esos malos comentarios. Además, este camino también me ha traído un montón de cosas buenas que no cambiaría por nada. He conocido personas maravillosas con las que comparto experiencias y charlas muy interesantes sobre recetas, cómo cuidar más el planeta (y a mí misma), etc.


Si después de leer todo esto, te ha picado el gusanillo y quieres saber qué pequeños cambios se pueden hacer, sigue leyendo.


• Cambiar servilletas de papel por servilletas de tela: Una servilleta de tela puede reutilizarse aproximadamente durante 5-7 días, lo que equivaldría a alrededor de unas 20/25 servilletas de papel a la semana.

• Cambiar bote de gel por pastilla de jabón: Al tratarse de un componente líquido, nos es más complicado dosificar la cantidad que echamos y acabamos usando una cantidad de producto mayor de la que deberíamos usar, cosas que con la pastilla de jabón no nos pasa. Además, todos estos productos vienen en envases de plástico, produciéndose más residuos, que es lo que queremos evitar.


• Cambiar champú líquido por champú en pastilla: Con el mismo fin que el anterior, al principio puede parecer un poco raro y engorroso, pero como todos estos cambios, una vez te acostumbras, ya no puedes vivir sin ellos. Para guardar estos productos y protegerlos, los dejo secar al aire en latitas de metal.


• Cambiar bolsas de plástico por bolsas de tela: Desde hace mucho tiempo, llevo siempre mis cosas en bolsa de tela y en caso de llevar mochila, llevo una siempre conmigo por si hago alguna compra.

• Cambiar botellas de plástico por botellas de cristal o cantimploras de metal: Bien es verdad que una botella de plástico se puede reutilizar (aunque después de un tiempo es aconsejable dejar de usarla), pero para evitar su compra y consumo excesivo, llevo siempre una pequeña cantimplora o botella de cristal y la relleno cuando la necesito.

*Tip*: Las botellas de cristal de zumos/mostos de los bares tienen el tamaño ideal para llevarlas contigo.


-Cambiar cepillo de dientes de plástico por cepillo de dientes de bambú: Sin duda, uno de los cambios con los que estoy más contenta. Las cerdas, al ser también naturales, no se deforman tanto y duran más.


• Utilizar cubiertos de madera o metal y evitar los de plástico: Vivimos deprisa y las cosas de usar y tirar son algo muy "cómodo" en nuestro ritmo de vida. Desde hace poco he empezado a llevar cubiertos de madera, metal o bambú en el bolso (como los de la foto), para evitar usar los desechables de algunos restaurantes.

• Sustituir las compresas, salvaslip o tampones por la copa menstrual o compresas y salva-slips de tela: Otras de las cosas que me han cambiado la vida han sido las compresas de tela y la copa menstrual. Fue todo un reto acostumbrarme a ellas y tengo que reconocer que tiré la toalla durante algunos meses, pero ahora, estoy muy muy contenta.


• Adiós a los discos de algodón, hola a los discos de tela: Imagina cuántos residuos de discos de algodón se pueden evitar reutilizando una toalla. Si no te atrae la idea de utilizar una toalla entera porque es algo incómodo, puedes sacar tijera, aguja e hijo y fabricar tus propios discos desmaquillantes.


• Cambiar el film transparente por beewax wraps o tela encerada: Aún estoy acostumbrándome y descubriendo nuevas formas de hacer este cambio, pero en cuanto lo tenga interiorizado, voy a eliminar todo el uso de este material.

• Comprar a granel para evitar los paquetes y envoltorios: Ultimamente en casa hemos empezado a comprar productos (té, maíz, legumbres, etc) en tiendas a granel y aunque puede parecer que hay mucha diferencia, el precio no varía demasiado. Además, el producto que venden es más natural que los envasados y también evitamos la producción de residuos. Abajo os dejo un par de tiendas en Madrid de productos a granel.


• Prueba a realizar tus propios cosméticos: Este ha sido otro descubrimiento enorme para mi, ya que me ha hecho aprender e investigar sobre todos los productos beneficiosos, pero también la cantidad químicos que hay en todos los productos de higiene y belleza que utilizamos. Si quieres saber más sobre este tema, pronto haré otra entrada con los productos que más me gustan y utilizo.


Ahora que sabes todos los cambios que puedes hacer ¿A qué esperas para intentarlo? Me gustaría mucho saber si te han sido de utilidad, si ya los utilizas o saber algunos nuevos. A continuación dejo un listado de tiendas y blogs que he ido descubriendo a lo largo de este año :)


Blogs y páginas cero residuos/minimalismo:

• Missverts: www.missverts.com

• Ecoblog Nonoa (artículo estados de un “zerowaster”): http://ecoblognonoa.com/7-estados-emocionales-por-los-que-puede-pasar-un-zero-waster/

• The picture of mary: http://www.gittemary.com

• The fairly local vegan: https://www.instagram.com/thefairlylocalvegan/

• Sustainably Vegan: https://www.instagram.com/sustainably_vegan/


Tiendas productos cero residuos/naturales/cruelty free:

• Lush cosmetics: https://www.lush.com

• Freshly cosmetics: https://www.freshlycosmetics.com/es/

• Todo cremas: https://todocremas.com

• Kia Ora: https://kiaoratienda.es

• Usay y reusar: https://laecocosmopolita.com/usaryreusar/

• Sin plástico: https://www.sinplastico.com/es/


Tiendas a granel en Madrid:

• Granel Madrid: http://granelmadrid.com/tienda/

• El Granel de corredera: http://www.elgraneldecorredera.com


Si no te quieres perder ninguna actualización, en mi web encontrarás una sección zero waste, donde voy actualizando fotografías con nuevos cambios, al igual que en mi instgram.


Muchas gracias por concederme este ratito.

¡Nos vemos!

Patrice :)


  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

Copyright © 2017 · Patrice Capa · All Rights Reserved