Reflexiones sobre sostenibilidad en el confinamiento

Llevamos ya más de dos meses encerrados en casa y, personalmente, he pasado por muchas fases que me han hecho replantearme aspectos de la vida y la sociedad que me gustaría compartir en este post. Puede que no tenga mucho que ver con el contenido que he hecho hasta ahora, pero me parece interesante compartirlo por si alguien puede sentirse identificado.


1. Adaptarse mentalmente a la nueva situación. Ahora que no tenemos tanto acceso a las tiendas o servicios que normalmente utilizamos, creo que debemos parar, analizarnos y (re)colocar cosas dentro de nosotros mismos. En cuanto al tema de cero residuos, he estado leyendo muchas cosas que no me han gustado mucho, como que la cantidad de plástico que estamos generando se ha disparado, o que el movimiento low waste está perdiendo fuerza debido a la situación del COVID-19. Es algo que realmente me quita un poco el sueño y me crea cierta ansiedad, debido a que es algo muy importante para nuestro futuro y lo estamos dejando de lado. Me ha costado un tiempo asimilar que hay ciertas acciones con las que ahora no puedo seguir con el ritmo habitual (debido al cierre de tiendas o que los establecimientos me pillen lejos de casa), así que me he centrado en aquellas acciones que aún era capaz de continuar haciendo (si ves que no puedes, no te agobies, no pasa nada). Cuando todo pase, podremos volver a seguir con esta preciosa lucha (o puedes seguir haciéndolo por redes sociales).

Otra de las cosas que me preocupan es la "mala imagen" que se está teniendo de los productos reutilizables, considerándose ahora como fuentes de contagio. Comprendo que ante esta situación, hospitales y centros sanitarios tengan que tomar las medidas pertinentes para evitar el contagio, y que eso se plasme en el uso de muchos objetos de usar y tirar como guantes, mascarillas, gorros, batas...pero en casa podemos seguir usando nuestros reutilizables con cabeza y cuidado. Podemos continuar con el uso de botellas de agua de cristal o metal, servilletas de tela, pajitas de metal, bolsas de tela para la compra, tela encerada, etc. Siempre que desinfectes todo si sales de casa y después de cada uso, ¿Por qué tenemos que cambiarlos por los desechables?


Apuesta por el comercio local y nacional

2. Apostar por el pequeño comercio y las marcas sostenibles (ropa, cosmética, alimentación, etc) en vez de por las grandes superficies. Estamos sufriendo una pequeña crisis en muchos aspectos y los grandes damnificados van a ser los autónomos y pequeños comercios. En casa hemos vuelto a comprar en algunas tiendas del barrio, que hacía mucho que no comprábamos. También conocer y comprar alimentos de temporada y locales, ayuda a evitar el CO2 que se emite en los desplazamientos.

Muchas marcas están ofreciendo descuentos o la posibilidad de comprar sus productos y enviarlos una vez finalice la cuarentena, para poder subsistir. También podemos apoyar a nuestros compañeros artistas (pintores, fotógrafos, ilustradores, etc) reservando con antelación trabajos, regalando o comprando sus productos. Intentemos aportar nuestro granito de arena en la medida de lo posible.


3. Prestar atención a nuestro consumo. Las primeras semanas de cuarentena no paraban de salir imágenes de supermercados vacíos, gente comprando a un ritmo frenético y en cantidades industriales. Ver todas esas situaciones me hizo pensar que si ante esta situación la sociedad había actuado de esta manera tan egoísta, ¿Hasta donde podríamos llegar si se tratase de algo peor? Creo que esto nos ha servido para replantearnos muchas cosas en cuanto a nuestros hábitos de consumo: ¿Compramos por aburrimiento/ansiedad?, ¿A quién apoyamos realmente con nuestras compras?, ¿Cuántas cosas necesitamos realmente en nuestro día a día? Lo que estamos a punto de comprar, ¿Lo necesitamos de verdad o lo compramos por capricho?

Pero no sólo debemos replantearnos nuestra forma de consumir en cuanto a comprar, también debemos hacerlo de los servicios y la forma que tenemos de vivir. A causa del confinamiento, la contaminación se ha visto reducida en numerosas ciudades del mundo, pero ¿Qué pasará cuando volvamos a salir? Este parón pone de manifiesto que tenemos que hacer algo frente a la polución de nuestras calles, ciudades y el uso masivo que hacemos de coches, fabricas, etc. ¿Se te ocurre alguna manera de reducir la huella de carbono en tus desplazamientos?


4. Céntrate en las cosas que tienes e intenta hacer algo con ellas. Con esta situación hemos tenido que aplazar muchos planes, ideas, manualidades y también nos han surgido muchas nuevas debido a toda la información que hemos recibido por los medios de comunicación y redes sociales. Seguramente mas de uno ha tenido la necesidad de comprar algo que en su vida jamás había necesitado y sin embargo puede que tenga en casa algo con lo que poder hacerlo o sustituirlo. Si algo hemos descubierto también en estos meses, es que el ser humano es bastante ingenioso y que podemos hacer mil cosas con lo que tenemos en casa.

Por ejemplo, no necesitamos unas pesas de 1kg nuevas para poder hacer ejercicio, podemos ingeniarnos unas menos glamourosas con botellas y legumbres. Al principio de la cuarentena, no teníamos mascarillas con la que poder salir a la calle, pero con papel, gomas, toallitas, ropa vieja, aguja, hilo y cosidos un tanto chuchurríos, nos las ingeniamos para hacernos todo tipo de mascarillas con las que salir a comprar rápidamente (puede que no fueran FFP1 o FFP2, pero cumplían su función para protegernos la boca y no tocarnos la cara). En la cocina también podemos experimentar nuevas recetas con ingredientes que tenemos en casa o intenta hacer algún cosmético como desmaquillarte, mascarillas hidratantes, etc. Volcarnos en una tarea durante un rato y dejar de pensar, ayuda a nuestra mente.

Puedes hacer manualidades con cosas que tengas por casa

5. Normalmente estamos tan metidos en nuestro día a día que no tenemos tiempo de aprender o investigar sobre aquellos temas que nos interesan. Los primeros días de cuarentena sentía que estaba obligada a hacer mil cosas al día, ya que no tenía excusa para no terminar o hacer algo que llevaba mucho tiempo posponiendo, y me creaba cierto malestar y ansiedad no cumplir con todas las metas que me imponía. Según fueron pasando los días comprendí que no pasaba nada, que podía tener días muy productivos y días de no hacer nada. También me di cuenta de que me pasaba muchas horas delante de la pantalla tanto del ordenador, como del móvil y que salir al balcón o leer junto a la ventana, me ayudaban mucho a desconectar. Tenía una lista de libros, documentales y audiolibros pendientes sobre sostenibilidad, cero residuos, arte, medio ambiente, feminismo y cambio climático, esperando a que les hiciera algo de caso y creo que llegó el momento de hacerlo. No sólo desconecto un rato mi cabeza, sino que aprendo un montón de cosas nuevas, que me hacen replantearme mis acciones para poder cambiarlas. Y a ti, ¿Sobre qué te gustaría aprender durante el confinamiento?


6. ¿En qué podemos ayudar? A pesar de todas las noticias tan tristes y desgarradoras que vemos cada día, toda esta situación también está sacando nuestro lado más humano y solidario. Han surgido muchas iniciativas para ayudar a todas las personas que lo necesitan:

Libros que he leído y recetas que he hecho en casa

Gente llevando comida a hospitales, a sus vecinos, trasladando gratis a enfermos, fabricando mascarillas para gente que no tiene, etc. Si no puedes ayudar realizando ninguna de estas cosas, algo muy útil también es compartir e informar de todas estas iniciativas a tu entorno más cercano, seguramente ellos puedan beneficiarse de ese servicio y no lo sabían.

Sabemos que lo que viene a continuación es difícil y espero que este sentimiento solidario continúe tras el confinamiento, ayudando a las personas que se vean afectadas y que más lo necesiten.


Obviamente no sólo va a ser responsabilidad nuestra, creo que una parte importante van a ser los medios que pongan nuestros políticos para ello. Es importante durante esta cuarentena reflexionar sobre las cosas importantes que necesita nuestro país, los partidos políticos que apoyan campos tan importantes como la sanidad pública, la educación pública, el cambio climático,... y proponer/exigir a quienes nos gobiernan medidas constructivas que nos ayuden a avanzar. Esto son cosas a tener en cuenta ya que la justicia social y la sostenibilidad están altamente ligadas.



Espero que os hayan gustado las reflexiones a las que he llegado estos días y os animo a cuestionaros las cosas para poder encontrar cambios y soluciones aunque sea para hacer desde casa. ¿Qué otras reflexiones acerca de sostenibilidad habéis tenido durante el confinamiento? ¡Me encantaría conocerlas! Podemos seguir charlando por alguna de mis dos cuentas de instagram @cosasporllegar y @loecoporllegar. ¡Os espero!



Muchas gracias por concederme este ratito.

¡Nos vemos!

Patrice :)




INSTAGRAM
SOCIAL NETWORKS
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
MORE
Preguntas Frecuentes
Politica de Privacidad

Copyright © 2017 · Patrice Capa · All Rights Reserved