24 Horas en Manchester

Hace un mes estuve con mi musa Annie visitando Manchester de la mano de mi querida Missverts . A pesar de que tuvimos la “maravillosa suerte” de llegar en plena ola de frio polar, eso no nos impidió recorrer sus calles, cafeterías y rincones especiales. Aunque Manchester no es una ciudad tan grande y turística como puede ser Londres o Edimburgo, tiene algo –no sabría explicar el qué- que me dejó enamorada. Me he quedado con muchas ganas de volver para poder pasear y explorar la ciudad con más calma –y menos frío-.


Comenzamos nuestro recorrido en el Museum of Science and Industry, muy interesante si quieres conocer más acerca de la historia de la ciudad.

Y es que hablar de Manchester es hablar de la Revolución industrial, ya que fue la primera ciudad industrializada del mundo, destacando en la fabricación textil y de hilado de algodón. En el museo podrás encontrar gran variedad de máquinas que enseñan como era la vida de los trabajadores en la época y también la célebre computadora inventada por Alan Turing, restaurada en 1998 con, motivo de su cincuenta aniversario. Si eres de esas personas locas por las tiendas de los museos, ésta es una de las que no te puedes perder.


Una curiosidad acerca de la ciudad es que está llena de dibujos, estampados y grabados de abejas, debido a que la Busy bee (la abeja obrera), simboliza el trabajo duro en la ciudad industrial.



En este área es muy habitual la reconversión de edificios industriales –preciosos edificios de ladrillo rojo y hierro- en galerías de arte, zonas de ocio, museos, parques, nuevos comercios…




Continuamos poniendo rumbo hacia el centro de Manchester, hasta The John Rylands Library, una preciosa biblioteca gótica fundada por su mujer, Enriqueta Rylands. Es curioso el contraste del edificio antiguo con los altos edificios de cristal a su alrededor.


Dentro de la biblioteca -que perfectamente podría ser Hogwarts- hay multitud de salas llenas de libros antiguos, escaleras iluminadas por vidrieras de infarto, una tienda preciosa y espacios interactivos con pelucas, sombreros y disfraces.








Muy cerca de la librería, encontraremos el Albert Memorial y el Manchester City Council, el ayuntamiento, del cual destaca el Great Abel, la contraparte en Manchester del Big Ben de Londres. Una parada obligatoria -y un tanto extraña en canto a parada turística se refiere- es la Manchester Library & Information Service, la Biblioteca Central. A parte de tener salas inmensas de estudio, cuenta con espacios individuales en la parte de filmoteca y música -donde puedes ver películas y oír música-, consulta de archivos fotográficos históricos en pantallas gigantes e incluso espacios con instrumentos para poder practicar. Ojalá tener una biblioteca como ésta en España.

Si consigues salir dela biblioteca -porque seguro que te entran ganas de quedarte a vivir allí- puedes pasear por la zona que rodea las calles King St y Cross St y contemplar los edificios, murales, tiendas bonitas y restaurantes que ofrecen.




Seguramente a estas horas tu estómago esté diciéndote que por favor le alimentes, así que si buscas un sitio guay -buenobonitobarato- para comer, dirígete hacia Northern Quarter, hasta Mackie Mayor, un edificio antiguo rehabilitado y convertido en mercado de comida. Hay muchísimas opciones para elegir, desde puestos de comida inglesa a comida italiana, pasando por cafeterías y puestos de cerveza artesanal. Una vez hayas elegido - advertido estás de que no será fácil- podrás sentarte en una de las largas mesas a esperar a tu pedido.












Para bajar la comida, lo mejor es darse un paseo por las calles y los canales de Northern Quarter, el barrio alternativo de Manchester.

Las zonas residenciales del canal -repletas de casas barco- son bastante tranquilas para pasear, aunque lo verdaderamente pintoresco de este barrio son sus cafeterías, tiendas de ropa vintage, de tatuajes, vinilos, antigüedades, etc.

Si hace mucho frío -como fue en nuestro caso- puedes cobijarte en alguna de las cafeterías del barrio y disfrutar de un buen café y un trocito de tarta.

En muchas cafeterías de la ciudad han implantado un sistema de termos reutilizables para evitar el uso de vasos de usar y tirar, algo que mi corazoncito cero residuos aplaudió. Otra buena idea que se podría implantar aquí en España.





Si eres de esos que disfruta viendo una ciudad desde las alturas, puedes subir a la cafetería de la Torre Beetham, más conocida como Hilton Tower, el edificio residencial más alto de Europa. Este plan es una buena forma de despedirte de Manchester viendo las luces nocturnas de la ciudad.


Espero que te haya gustado esta mini-guía de viaje de Manchester hecha con mucho amor.

Aquí dejo un mapa con los sitios principales del recorrido.


Muchas gracias por concederme este ratito.

¡Nos vemos!

Patrice :)

¡Buen viaje! :D

INSTAGRAM
SOCIAL NETWORKS
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
MORE
Preguntas Frecuentes
Politica de Privacidad

Copyright © 2017 · Patrice Capa · All Rights Reserved