• Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

Copyright © 2017 · Patrice Capa · All Rights Reserved

¿Qué es el reciclaje?

El reciclaje es el proceso por el cual las materias primas y los materiales que usamos en nuestro día a día, se transforman en otros materiales para nuevos usos.


En los últimos treinta años, se ha multiplicado la producción de residuos y basura, lo que está provocando que el planeta se trasforme en un enorme contenedor.

Reciclando, no sólo ayudamos a reducir la cantidad de residuos, sino que también ayudamos a combatir la contaminación y el calentamiento global.

El reciclaje no sólo es importante para ayudar al medio ambiente, también lo es para la economía y el trabajo. Cuando se recicla, se ahorra dinero y energía en la elaboración de materias primas y se crean puestos de trabajo en las plantas de reciclaje (empleos verdes).


En nuestro día a día generamos aproximadamente 1.5 kg de basura y residuos por persona al día, así que, imagina cuánta cantidad de basura se puede acumular en un hogar al cabo de una semana. Para evitar esto, tenemos varias opciones: Comprar de una forma sostenible y cero residuos o aprender a reciclar y dar una segunda vida a todo lo que generamos.

El método que permite aprender a separar mejor todos los envases y residuos es el sistema de colores de reciclaje.


Color amarillo


El color amarillo es el contenedor de los envases de plástico de alimentos, tetrabriks, film transparente, maquinillas de afeitar, esponjas, tubo de pasta de dientes, corcho blanco, botellas y bolsas de plástico.

Además, también se debe depositar el papel de aluminio, las latas de conserva y alimentos, repelentes de mosquito, botes de limpieza, pintura, lacas... A pesar de ser el contenedor del plástico, no se deben depositar otros objetos plásticos (cepillos, electrodomésticos,...) que no hayan sido mencionados anteriormente.




Color Azul

El color azul es el que nos indica que debemos depositar el papel y el cartón.

En este contenedor, debemos depositar bolsas de papel, periódicos, revistas, cajas de cartón, carpetas (sin otros elementos como gomas o enganches), folios, hueveras de cartón, papel de envolver, sobres y otros derivados del papel.


Sin embargo, no debemos depositar tetrabriks, papel o cartón plastificado o metalizado, fotografías, papel de aluminio, papeles con adhesivos, papel de cocina usado e higiénico, y otros elementos como platos, vasos o papeles con manchas de grasa.



Color blanco

Photo by Sharon McCutcheon on Unsplash

El contenedor de color blanco, es el llamado Punto SIGRE, y en él se deben depositar medicamentos (aquellos caducados o que ya no necesites) y envases vacíos o con algún residuo de medicamento. A pesar de que estos envases están fabricados con materiales que corresponden con otros contenedores, han estado en contacto con el medicamento y por tanto, necesitan un tratamiento específico para su reciclaje. También en estos contenedores podemos depositar el prospecto y la caja del medicamentos, pero nunca objetos como gasas, termómetros, agujas,radiografías, etc.



Color Gris con tapa naranja

Con la llegada del contenedor marrón, del cual hablaremos a continuación, el gris y naranja queda ahora para restos no reciclables, como por ejemplo colillas, restos animales, chicles, pelo, pelusas, productos de higiene para bebés (toallas y pañales), compresas (si es que no usas copa menstrual aún... :P)



Color Marrón

Photo by Food Photographer | Jennifer Pallian on Unsplash

El nuevo contenedor marrón se suma a la recogida de los residuos orgánicos. Aunque en muchas ciudades este contenedor lleva ya un tiempo en funcionamiento, en Madrid se va a implantar en los próximos meses, de forma gradual en los diferentes distritos de la capital.

¿Qué beneficios tiene usar este contenedor? Pues una de las principales razones es la reducción de gases efecto invernadero que emitimos y la obtención de biogás y fertilizante para abono de cultivos y plantas. Además, se generan los empleos verdes que mencionábamos al principio y la vida útil de los vertederos aumenta, ya

que tardan más en llenarse y se reducen los malos olores que estos producen.

¿Qué podemos introducir en el contenedor de orgánicos?

Restos de comida como carne, pescado, marisco, restos de fruta y verdura; posos de café e infusiones, cáscaras de huevo y frutos secos; serrín, corchos de botellas, servilletas usadas, cerillas; plantas, hojas, flores...


Photo by Joel Crump on Unsplash

Hacer este post me ha ayudado a aprender a situar los diferentes residuos en el contenedor adecuado y a replantearme muchas cosas acerca de nuestra forma de comprar y consumir. Si quieres unirte a este cambio y no sabes por dónde empezar, te dejo aquí el link a los primeros pasos que empecé a dar para vivir generando menos residuos.


Toda esta información un poquito más ampliada, os la dejo en un archivo pdf en el apartado Descargables de la web. Podéis tenerlo en el móvil o imprimirlo y pegarlo en la nevera como hemos hecho en casa. Me encantaría saber si lo descargáis y os sirve de utilidad :)



Y vosotros, ¿Recicláis en casa? Espero que os haya gustado este pequeño post y si tenéis algún truco para reciclar o reusar, me encantaría saberlo.


Muchas gracias por concederme este ratito.

¡Nos vemos!

Patrice :)





PD: Todas las imágenes del post son de Unsplash :)